jueves, 24 de marzo de 2011

Instrucciones para volver.

Si realmente lo pensó y tomó un tiempo prudencial, llame a su ex.
Hable como si nada. Luego, laméntese un poco y reconozca su idiotez. Acto seguido, diga algo que suene tierno sobre por qué lo extraña e invítelo a salir.

Perdone por mi insistencia, pero antes piénselo. Sólo tiene UNA carta para jugar. Después de esto, la carta se prenderá fuego y sus cenizas se reducirán a la nada misma, cual sus oportunidades.

Una vez hecha la propuesta, tiene varias respuestas, las cuales cito brevemente:
a) 'Sí'. Sea feliz, compórtese bien y recuerde: quemó su última chance.
b) 'No'. Honestamente, no puede echarle la culpa, usted lo dejó primero. Pero ese 'no', puede ser refutado a menos que ya esté con otro o haya pasado demasiado tiempo.
c) 'Tengo que pensarlo, me sorprendió'. Respuesta lógica, si las hay. Póngase en el lugar del otro por un momento: ¿acaso usted no desconfiaría? Si extrañara ¿no estaría saltando en una pata pero a su vez con un miedo terrible a sufrir nuevamente? En todo caso, la respuesta se remitirá a a)o b). Sólo permítame agregar que, si es la b), bánquesela. Usted dejó primero, y el karma, en una interpretación banal, existe.

Conclusión: si vuelve, aproveche y disfrute su relación. Si no, aguante, alguien va a querer acompañarlo, que no decaiga.

No hay comentarios: